¿Qué habilidades debe tener un buen líder? - RoCX Global Retail
16353
post-template-default,single,single-post,postid-16353,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode_popup_menu_push_text_top,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

¿Qué habilidades debe tener un buen líder?

¿Debe considerarse el liderazgo parte fundamental de la estrategia de comunicación empresarial? La respuesta es firmemente sí. Más aún si cabe en un año en el que los avances tecnológicos y los cambios se han precipitado, y han abierto un nuevo el desafío en la forma en que los líderes motivan y estimulan a las personas a actuar individual y colectivamente. Como agencia de marketing, en RoCX Global Retail somos testigos de cómo la cultura empresarial y las estrategias de comunicación han tenido que reformular las técnicas de liderazgo para consolidar las compañías y, por consiguiente, para su supervivencia a largo plazo.

¿Qué es ser un líder empresarial?

Son muchos los que se preguntan si el líder se forma o si, por el contrario, las habilidades de un buen liderazgo pueden ser adquiridas o perfeccionadas con técnicas de formación o coaching. La respuesta es que, aunque hay personas que nacen con habilidades de liderazgo, lo cierto es que, con los conocimientos correctos, experiencia y ganas todos podemos llegar a ser buenos líderes. Solo hacen falta disponer de herramientas.

El mundo actual nos exige mucho más que adquirir los conocimientos técnicos o teóricos para ser un gran director. Por ello, cada vez toman mayor importancia las soft skills en las empresas, ya que, como líder de tu empresa, es muy importante que seas capaz de manejar: las situaciones de estrés, la motivación, la gestión del cambio, saber delegar y la habilidad de interacción personal.

¿Qué pautas has de seguir para ser un líder?

El liderazgo se obtiene no tanto a través de una imagen autoritaria, sino más bien demostrando ciertas aptitudes que generan empatía, confianza y una cierta admiración entre tus compañeros y trabajadores. Lejos de ser tan solo el jefe, el buen líder logra ser un referente para sus trabajadores. Para ello, hay tres pilares fundamentales:

Energía con el deseo de orientar a quién está bajo tu control: Para traspasar ese espíritu a quienes trabajan contigo, no para ti.

Honestidad e integridad: Ser sincero en todo momento genera confianza y motiva a quien trabaja a tu lado. Recuerda siempre que el éxito se mide por los resultados, no por la popularidad.

Confianza en uno mismo: No vale de nada ser íntegro, si no transmites seguridad en tus pasos y decisiones. El líder se distingue porque tiene visión, promueve el cambio y se anticipa al futuro.

Todo esto te permitirá adquirir un mayor conocimiento de tu empresa y su entorno. El éxito como líder lo obtendrás sabiendo manejar con inteligencia cada dato y cada situación para ser ese guía que marque el avance a nivel empresarial y personal de cada uno de los que forman parte de tu propio sueño: tu empresa.

Si aún no has innovado en tus técnicas empresariales para guiar a todo tu equipo hacia el nuevo horizonte en el que ya nos encontramos, es el momento de dar el primer paso. ¿Hablamos?

Sin comentarios

Publicar un comentario